martes, 19 de febrero de 2013

Si eres traductor, cuidado con el corazón

La traducción, como todas las demás profesiones, tiene sus riesgos. En una entrada anterior hablábamos de algunos consejos para prevenir todas las enfermedades profesionales que pueden sufrir los traductores o la gente que pasa horas y horas delante de un ordenador. Sin embargo, nos olvidamos una muy seria: los traductores corremos un gran riesgo de sufrir un infarto de corazón.

Ved este vídeo y entenderéis por qué. Importante: activar los subtítulos en español si no se activan automáticamente.



Desde aquí me gustaría agradecer a Fermín Megino, el autor de los subtítulos, por todo su ingenio y gracia. Me he partido de risa viéndolo...

3 comentarios:

  1. Jajajaja! Me he reído muchísimo, muy bueno :)

    ResponderEliminar
  2. Así estoy todos los días con una agencia relativamente nueva de acá, de México. [Y ni me pagan tanto]. Me voamorir.

    ResponderEliminar