viernes, 15 de marzo de 2013

Higiene postural para intérpretes y guías-intérpretes I

Hace dos semanas asistí a una charla sobre ergonomía organizada por la Asociación de Intérpretes y Guías Intérpretes de Lengua de Signos de la Comunidad Valenciana (GILSE) en la que Ana Ferrer Salvá, fisioterapeuta, nos dio algunos consejos y explicó qué dolencias sufren estos profesionales y, lo más importante, por qué y cómo evitarlas. Los intérpretes que trabajen la modalidad consecutiva y todas las personas que pasen mucho tiempo sentadas pueden darse por aludidas también.

Aviso: si llegáis hasta el final de la entrada hay una potencial recompensa :-)

Estira, estira, que si no luego es peor. Los asistentes al curso, muy aplicados, como veis.

Los intérpretes de lengua de signos no tienen reconocida ninguna enfermedad profesional. Sin embargo, esto no significa que no les salga alguna tecla por culpa de su trabajo (de hecho, todos los asistentes a la charla tenían ya varias, incluso los que llevaban menos de cinco años trabajando. Salí bastante asustada del curso, hay que reconocerlo). Pero veamos cuáles son las típicas dolencias de estos profesionales:
  • La zona cervical, que se carga por tener tanto tiempo los brazos en alto (al signar, sin ir más lejos). Uno de los síntomas es sentir dolor en los brazos, algo que muchas veces confunde y se piensa que, como duele ahí, el problema está ahí, por lo que nos quedamos sin descubrir la verdadera causa del dolor y no lo tratamos correctamente. Otros síntomas de los problemas cervicales son la epicondilitis (o codo de tenista), molestias en los bíceps, los romboides, dolores de cabeza, migrañas e incluso sensibilidad a los cambios del tiempo.


  • Tortícolis por sobreesfuerzo del esternocleidomastoideo, por ejemplo al interpretar estirando la oreja para oír mejor o al hablar por teléfono e interpretar a la vez si no se utiliza un auricular inalámbrico (pinganillo). Si se fuerza durante mucho tiempo, puede elevar los acúfenos.


  • La zona lumbar, por estar de pie muchas horas y no bascular. Esto puede provocar una hernia al desplazarse un disco, generalmente hacia los lados, aunque si lo hace hacia la médula el dolor será mucho mayor. Los síntomas de una lesión lumbar son el dolor de piernas y el adormecimiento de estas o de los pies.
  • El famoso síndrome del túnel carpiano, en la muñeca. Al año ya se notan calambres y la pinza (hacer que las puntas del pulgar y el índice, por ejemplo, se toquen)  resulta dolorosa, así que hay que estar al tanto.


  • Muñecas abierta, ¿a quién no le ha pasado?
  • Coxis chafado hacia adentro por sentarse con el culo hacia delante (repantigados). Al cabo de los años puede doler incluso al defecar. Y esto sirve también para los estudiantes, gente que trabaja frente a un ordenador, etc.
  • Tendinitis:


  • Ciática.
  • Lesión o rotura de los gemelos por estar demasiado tiempo de pie y utilizar un calzado no adecuado.
  • Pinchazos en la sien o incluso dolor en la coronilla por sobreesfuerzo del músculo temporal al gesticular mucho.


  • Bursitis por movimientos repetitivos. Si el líquido sinovial se deshidrata, se solidifica y puede dar más problemas.


  • Hipercifosis por inclinarse demasiado hacia delante. Los síntomas son, entre otros, el adormecimiento de los dedos de los pies y la aparición de varios puntos de dolor en las piernas.


Además, la ponente tuvo la ocasión de ver algunos vídeos de compañeros guías-intérpretes, así que analizó algunos errores, que, al parecer, se dan en muchos profesionales:

Interpretación a distancia en el campo visual de los usuarios:
  • No es recomendable sentarse con las piernas cruzadas.
  • Si estamos de pie, lo ideal es pegar los codos al tronco, aunque esto limita mucho nuestros movimientos.
  • La espalda debe estar recta y hay que evitar adelantar el cuello y, sobre todo, mirar de lado más de veinte minutos.
  • Hay que intentar relajar los hombros lo máximo posible, incluso aunque la propia labor de interpretación exija levantar los brazos.
  • Sería recomendable descansar los brazos y, para ello, no basta con apoyar las manos en el abdomen (en la típica postura de espera a la siguiente frase), sino que habría que relajarlos por completo.
  • Intentar evitar los rebotes porque desgastan mucho. El problema es que precisamente se suelen utilizar como nexos, para lo que aún se enfatizan más.

Imagen algo prehistórica de la web de la ONCE en la que se ve este tipo de interpretación.

Interpretación apoyada y dactilológico en palma:
  • A la hora de hacer dactilológico en palma, hay que evitar sentarse en perpendicular al usuario y girar el cuello para poder mirarle a la cara y averiguar por su reacción si te está entendiendo. Lo ideal es sentarse enfrente.
  • Tener tanto tiempo los brazos en el aire y, además, aguantar el peso de los del usuario afecta mucho a nuestras cervicales.
  • En este sentido, Ana Ferrer hizo un comentario que creo que a todos los asistentes se nos quedó grabado: «Sois sus intérpretes, no sus esclavos»
    Para que lo entendáis, acabábamos de ver un fragmento de una asamblea de personas con sordoceguera y una estaba completamente repantigada sobre su silla, en una actitud  muy pasiva y relajada, mientras la intérprete estaba incómoda, echada hacia delante para poder llegar a sus manos, soportando el peso de los brazos de ambos, etc. La conclusión que sacamos fue que las charlas sobre higiene postural no son solo recomendables para los guías-intérpretes, sino también para los usuarios que necesitan este servicio. Después de todo, cuando estamos cómodos trabajamos mejor y la calidad de nuestra interpretación aumentará también.

Interpretación apoyada.

Bien, y si habéis llegado hasta aquí, os merecéis una recompensa, ¿no creéis? Como habréis notado, en esta entrada he incluido muchas imágenes con definiciones (de las palabras que he pensado eran más técnicas), extraídas del Diccionario de Términos Médicos de la Real Academia Nacional de Medicina. Precisamente van por ahí los tiros, porque todo intérprete, guía intérprete y traductor que se preste debe tener acceso a un diccionario especializado en el ámbito sanitario para documentarse y después ofrecer un servicio de calidad.

Allá vamos, pues. Entre todos los comentarios de esta entrada sortearé una licencia electrónica a este diccionario, que contiene casi 52000 entradas, sin fecha de caducidad. Para ello, os pido que escribáis vuestro nombre y correo electrónico para que pueda ponerme en contacto con vosotros. En el plazo de una semana realizaré el sorteo (con internet como mano inocente) y veremos quién se lleva el premio. ¡Mucha suerte a todos! La ganadora de la licencia ha sido Esther Moreno Barriuso, ¡enhorabuena!



Si queréis, podéis leer la entrada sobre cómo prevenir todas estas dolencias, que seguro que os he dejado asustados...

17 comentarios:

  1. Gracias, Mar, por abrirnos una ventana a un mundo que desconocía completamente, en particular el de la interpretación apoyada. Nunca me había parado a pensar del agotamiento que para la espalda supone estar interpretando con los brazos en movimiento. ¡Muchas gracias! Y espero que la suerte me acompañe en ese sorteo.

    Esther Moreno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que yo tampoco era consciente de lo que sufre el cuerpo por signar tanto rato... Como ahora ya signamos todos los días, estoy acostumbrada. Pero sí recuerdo que, al principio de empezar a aprender lengua de signos, llegaba a casa y me dolían los meñiques, por ejemplo :-) Como son dedos que antes no usaba tanto...

      ¡Suerte!

      Eliminar
    2. Enhorabuena, Esther :-) Tuyo es.

      Eliminar
  2. Si no tenéis el perfil público no me deja ver vuestro correo, así que por favor estad atentos el viernes que viene al blog y a mi Twitter (@margonbus).

    ¡Mucha suerte!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por la información valiosa, es acertada y cercana a las necesidades de los intérpretes en lengua de signos o señas. Saludos desde México

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué gusto saber que me leen desde tan lejos! Mucha suerte el viernes :-)

      Eliminar
  4. Con cada entrada descubres algo nuevo sobre este mundo de la ILS... Cada vez me parece más interesante. Estoy segura de que mucha gente está aprendiendo mucho (yo la primera).
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Nathalie. Lo cierto es que yo también estoy aprendiendo un montón gracias al blog. ¡Suerte en el sorteo!

      Eliminar
  5. Has logrado asustarme con todas esas enfermedades, pero nunca cae mal un poco de saber :) ¡Gracias, tu blog es excelente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también salí muy asustada de allí, ¡pero toda información es buena! Así nos esforzaremos más en la prevención...

      Eliminar
  6. Para una que recién está empezando en la traducción, ya logro reconocer algunos síntomas, sobre todo en mi cuello jajaja Muchas gracias por la información :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ánimo y ya sabes, ¡huye del portátil! :-) Suerte...

      Eliminar
  7. Hola, Mar:

    ¡Qué entrada tan interesante! Yo llevo ya unas cuantas visitas al fisio porque tengo la espalda molida de pasar tantas horas delante del ordenador, así que hay que tomarse el tema en serio. Tuve una asignatura de LSE en la carrera y me encantó porque es todo un arte. Estoy deseando retomarlo en cuanto tenga algo de tiempo. :)

    ResponderEliminar
  8. Hola, Mar.

    Estoy cursando el Máster de Traducción Médico-Sanitaria, así que el DTM me vendría como anillo al dedo.

    Gracias por organizar el concurso.

    Un saludo,
    Manuel Saavedra

    ResponderEliminar
  9. Hola¡ soy Ana Ferrer, la fisioterapeuta que impartió el curso. Espero que apliques los consejos dados y que cada vez notéis menos las consecuencias de vuestro duro trabajo. Saludos¡¡

    ResponderEliminar