jueves, 13 de diciembre de 2012

Deja que la imaginación vuele: cuentos signados

Como ya sabéis, la lengua de signos es un idioma muy, pero que muy visual, algo que lo hace perfecto para contar cuentos (a niños y a mayores, ojo). Permite describir con todo lujo de detalles los escenarios, representar todos los roles imaginables: manzanas, rinocerontes, florecillas, pelotas, nubes, etc. A todo se le puede poner cara y signos. Además, y creo que esto es lo más importante, hace que nuestra imaginación trabaje a toda carga, algo que muchos hace tiempo que no hacemos.

Así pues, os voy a dejar una serie de cuentos signados que creo que os van a encantar. No me voy a centrar en los cuentos tradicionales (si os interesan, solo tenéis que buscarlos en Youtube, más fácil imposible), sino en cuentos más actuales que aportan y enseñan otros valores: el empoderamiento de las mujeres y la abolición del encasillamiento de los niños y niñas en determinados roles y actividades solo por su sexo.

Empezamos con ¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?, de Raquel Díaz. La interpretación a LSE corre a cargo de dos de las tres integrantes de ILSEVIN: Elena Zapico y Tamara Corral. Dura 9 minutos, pero vale mucho la pena, es uno de esos cuentos que habría que interpretar (o leer) a los niños antes de acostarlos para que vayan interiorizando estas ideas.





Ahora uno cortito, para compensar, pero muy bonito: se llama Los colores, y es uno de los integrados en el libro Cuentos para antes de despertar, escritos por Nunila López e ilustrados por Myriam Cameros. Las intérpretes, Amaia Etxarri, Arantxa Martin y Bego González, lo signaron este mismo año durante su período de prácticas. Vedlo si queréis saber cuál es el origen del color morado :-)




El último cuento de hoy se llama La cenicienta que no quería comer perdices. Es muy largo (28 min.), pero precioso. La autora es, de nuevo, Nunila López, la ilustradora Myriam Cameros y la ILSE Bego González, una de las ILSEs del cuento anterior. Se nota el mimo con que han producido este cuento signado, todo en él es bonito y didáctico. No tiene voz, pero sí subtítulos, así que es accesible para todos. No dejéis de verlo:




Y vosotros, ¿signáis o contáis cuentos a niños? ¿Jugáis con su imaginación? ¿Cuál es el cuento signado que más os gusta? ¿Y el que os encantaría que estuviera signado, pero que aún no lo está?

No hay comentarios:

Publicar un comentario